PERSONAL DE EMERGENCIA DEL REBAGLIATI DAN PLAZO A ESSALUD PARA RESOLVER HACINAMIENTO DE PACIENTES

Ciento ochenta enfermeras, técnicos y auxiliares de enfermería de la Emergencia del Hospital Edgardo Rebagliati, le dieron un plazo de 30 días al gerente general de EsSalud, Manuel De la Flor Mattos, para que resuelva de manera técnica e inmediata la falta de organización y el hacinamiento de pacientes que existe en el llamado Centro de Emergencia de Lima Metropolitana (CELIM), inaugurado en junio del año pasado por el gobierno anterior, que además no cuenta con comunicación interna con el hospital . Si este plazo no se cumple las enfermeras harán entrega de sus responsabilidades a las autoridades, para no hacerse cómplices de los graves problemas que allí existen.

La decisión de exoneración de responsabilidad y el acudir a otras instancias para encontrar una solución a este grave problema, radica en que Enfermería es el grupo profesional más agredido, cuya labor se desarrolla en ambientes de hacinamiento carente de ventilación e iluminación natural que atenta contra la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo. Los riesgos que corren los pacientes, profesionales y técnicos de la salud son muy grandes, ante reacciones negativas y violentas por parte de familiares quienes han llegado hasta golpear y amenazar con armas de fuego.

ENFERMERAS Y TÉCNICOS DE LA EMERGENCIA DEL HOSPITAL REBAGLIATI DAN PLAZODE 30 DÍAS A LAS AUTORIDADES DE ESSALUD PARA RESOLVER HACINAMIENTO DE PACIENTES

En carta dirigida a las autoridades de EsSalud, el gobierno, Congreso de la República, Defensoría del Pueblo, Ministerio Público y la Contraloría, denunciaron que no cuentan con el número adecuado de profesionales enfermeros y técnicos para la labor asistencial, teniendo una demanda diaria de 900 pacientes en tópicos y 320 pacientes hospitalizados en ambientes y pasillos expuestos a todo tipo de riesgos. Esta situación corroborada por la Defensoría del Pueblo el año pasado y la prensa, se ha agravado y contraviene las normas sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Texto Único Ordenado de EsSalud (TUO).

Es un atentado a la integridad física y biopsicosocial de los enfermeros y técnicos, la asignación de 24 pacientes por enfermera, cuando según las normas, solo deberían atender 8 pacientes. No hay técnicos en muchas salas de atención. En esta Emergencia se prioriza la labor administrativa, antes que el trabajo asistencial y el cuidado de los pacientes en estado de gravedad. En la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) debería haber una enfermera para 2 pacientes, pero atiende hasta 6; en la Unidad de Cuidados Intermedios (UCIN) sería una enfermera para 5 pacientes, pero atiende de 10 a 12. En Observación o la Unidad de Vigilancia (UVI) el máximo es de 6 a 8 pacientes, pero en los pasillos una enfermera atiende hasta 20.

Asimismo, se labora en áreas críticas con gran temperaturas superiores a 25 grados centígrados, ambientes como la Unidad de Shock Trauma (UST), Tópicos de Medicina, Inyectables, Hidratación, Cirugía, Urología, Oftalmología no reúnen las especificaciones técnicas hospitalarias básicas, como son iluminación, ventilación natural y filtros EPA. No se cuenta con un ambiente para nebulizaciones, teniendo que realizarlas en el ambiente de Hidratación, que además de ser muy pequeño se convierte en un ambiente propicio para la transmisión de enfermedades como la TBC pulmonar.

No hay un área de esterilización de material quirúrgico, por lo que se recurre todos los días al hospital Rebagliati, lo cual retrasa los procesos de atención, sobre todo en Tópico de Cirugía que cuenta tan solo con 10 equipos quirúrgicos de 4 piezas, para uso de todos los pisos de Observación. Los enfermeros recordaron que el 15 de julio del año pasado presentaron una denuncia penal en la 4ta Fiscalía de Prevención del Delito por exposición de personas a peligro contra la vida, el cuerpo y la salud. Han pasado 7 meses sin solución alguna, mientras aumenta la demanda de pacientes insatisfechos hospitalizados en los pasillos de evacuación que se descompensan esperando reevaluación, intervenciones quirúrgicas y hospitalización.